Skip to main content

Disfrutar de un auto seguro requiere de aplicar una serie de buenas prácticas en la conducción. A continuación te contaremos por qué deberías darle importancia a lo que haces con tu auto.

Buenas prácticas para contar con un auto seguro

Todos los conductores queremos cuidar la integridad de nuestro automóvil. Sin embargo, no siempre somos conscientes de que nuestras propias acciones pueden determinar tanto el estado del vehículo como de nuestra propia salud. Te mostramos las mejores prácticas que puedes implementar para manejar con tranquilidad.

La importancia del cinturón de seguridad

Es obligatorio que lleves el cinturón de seguridad para salvar tu vida ante un posible choque. No se trata de un elemento incómodo: actualmente todos los modelos son ergonómicos. Por lo tanto, es importante que jamás olvides de colocártelo.

Como regla general, debes ponértelo siempre antes de encender el coche. De esta manera generarás un hábito y jamás te olvidarás de él.

Luces durante la noche

No te olvides de tener encendidas las luces cuando manejas de noche. Es muy importante que todas tus luces estén en buen estado, pues de lo contrario podrías no ver un obstáculo o a otro auto. Si alguna falla, tendrás que llevar el vehículo a reparación; lo importante es que puedas anticiparte a los vehículos, animales o cualquier problema que pueda aparecer en medio de la calle.

No hagas maniobras que no estén permitidas

Otro de los malos hábitos que solemos incorporar. Lo cierto es que siempre deberías revisar el manual de conducción que tuviste que aprender antes de sacar la licencia: ahí tendrás detalladas cuáles son las maniobras que puedes realizar y las que no. Ahora bien: ¿por qué es tan importante? Piénsalo de la siguiente manera. Si ingresas en una calle a contramano, podrías chocar con una persona que está respetando la ley y provocar una situación de emergencia. Y no solamente es peligroso, sino que tú serías el culpable de dicho accidente. Para prevenir problemas físicos, patrimoniales y legales, cumple siempre con las señales.

No abuses de la velocidad máxima

Es fundamental que siempre respetes las normas. En ocasiones, estamos tan apurados que queremos acelerar más de lo permitido… Sin embargo, debes pensar que esto es algo riesgoso tanto para ti como para el auto, los acompañantes e incluso las personas que transitan por la calle. Al manejar más rápido, reduces tu capacidad de actuar ante la aparición de un posible obstáculo. Es fundamental que manejes siempre dentro de los límites para evitar choques; mantente dentro de los márgenes permitidos en las señalizaciones y manejarás mucho más tranquilo.

Sin dudas, tener un auto seguro implica asumir responsabilidades. Con estas buenas prácticas de conducción seguramente estarás mucho más tranquilo y seguro, y además mantendrás tu automóvil en perfectas condiciones.